.....
   
  .
  EX:34
 

 BB
Escrito por Moisés, por el año 1440 AC
exodo.gif exodo picture by bibliadeestudioadventista34

Ejemplo :V00

 


Nuevas tablas de la Ley

elena
V.1
0323


 


Satanás logró la caída del hombre, y desde ese tiempo ha sido su obra erradicar del hombre la imagen de Dios y estampar sobre el corazón humano su propia imagen. Poseyendo la supremacía en la culpabilidad, exige la supremacía para sí y ejerce sobre sus súbditos el poder de la realeza. No puede expulsar a Dios de su trono, pero mediante el sistema de idolatría, planta su propio trono entre el cielo y la tierra, entre Dios y el adorador humano
RH 22-10-1895

elena
V.1
0345


 


Nadie necesita preocuparse por las cosas que el Señor no nos ha revelado. En estos tiempos abunda la especulación, pero Dios declara: "Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios" (Deut. 29: 29). La voz que habló a Israel desde el Sinaí habla en estos tiempos a hombres y mujeres diciendo: "No tendrás dioses ajenos delante de mí" (Éxo. 20: 3). La ley de Dios fue escrita por su propio dedo en tablas de piedra, lo cual demuestra que nunca podría ser cambiada o abrogada. Ha de estar en vigencia durante las edades eternas, tan inmutablemente como los principios de su gobierno. Los hombres han opuesto su voluntad a la voluntad de Dios, pero esto no puede acallar sus palabras de sabiduría y sus órdenes, aun cuando opongan sus teorías especulativas a las enseñanzas de la revelación y exalten la sabiduría humana por encima de un claro: "Así dice Jehová".
Consejos para Maestros Padres y Alumons Pag 235


V1

El Eterno dijo a Moisés: "Alisa dos tablas de piedra como las primeras, y escribiré sobre ellas las palabras que estaban en las primeras tablas que quebraste.

V2

"Prepárate para mañana, y sube por la mañana al monte Sinaí, y preséntate ante mí en la cumbre del monte.

V3

"Ninguno suba contigo, ni aparezca ninguno en todo el monte, ni ovejas ni bueyes pazcan delante del monte".

V4

Y Moisés alisó dos tablas de piedra como las primeras. Se levantó de mañana y subió al monte Sinaí, como le mandó el Señor, y llevó en sus manos las dos tablas de piedra.


Dios proclama su bondad

V5

Entonces el Eterno descendió en la nube y estuvo allí con él, y proclamó su Nombre.

V6

El Señor pasó ante Moisés y proclamó: !oh Eterno, oh Eterno! ¡Dios compasivo y bondadoso, lento para la ira, y grande en amor y fidelidad!


 guestbook1.gif BIBLIA MINIATURA image by bibliadeestudioadventista7


V7

"Que mantiene su invariable amor a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y no deja sin castigo al malvado; que visita la iniquidad de los padres en los hijos y los nietos, hasta la tercera y cuarta generación".

V8

Al instante, Moisés bajó la cabeza hacia el suelo, y adoró.


 guestbook1.gif BIBLIA MINIATURA image by bibliadeestudioadventista9


V9

Y dijo: "Señor, si he hallado gracia en tus ojos, ven con nosotros.  Aunque este pueblo es de dura cerviz, perdona nuestra iniquidad y nuestro pecado, y tómanos por tu heredad".*


Dios renueva el pacto

elena
V.10
0324


 


La ley de Jehová, que existe desde la creación, estaba comprendida en dos grandes principios: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos". Estos dos grandes principios abarcan los primeros cuatro mandamientos, que muestran el deber del hombre hacia Dios, y los últimos seis, que muestran el deber del hombre hacia su prójimo. Los principios fueron más explícitamente presentados al hombre después de la caída, y redactados para adecuarse a la condición de inteligencias caídas. Esto fue necesario debido a que las mentes de los hombres quedaron cegadas por la transgresión
ST 15-4-18751895

elena
V.10
0325


 


Como consecuencia de la continua transgresión, la ley moral fue repetida desde el Sinaí con aterradora grandeza. Cristo dio a Moisés preceptos religiosos que debían gobernar la vida cotidiana. Esos estatutos fueron dados explícitamente para resguardar los Diez Mandamientos. No eran símbolos borrosos que terminarían con la muerte de Cristo. Debían estar en vigencia para los seres humanos de todos los siglos mientras durara el tiempo. Esos mandamientos recibían su fuerza del poder de la ley moral, y clara y definidamente explicaban esa ley
3SG 15-4-1875


V10

Entonces el Eterno respondió: "Voy a concertar un pacto. Ante todo el pueblo, haré maravillas nunca hechas en toda la tierra, en ninguna nación. Y todo el pueblo que te rodea verá la tremenda obra que yo, el Eterno, haré por medio de ti.

V11

"Guarda bien lo que te mando hoy. Yo echaré de delante de tu presencia al amorreo, al cananeo, al hitita, al ferezeo, al heveo y al jebuseo.

V12

"Guárdate de hacer alianza con los habitantes de la tierra donde has de entrar, para que no sean un tropiezo en tu medio.

V13

"Sino que derribaréis sus altares, quebraréis sus estatuas y talaréis sus pilares idolátricos.

elena
V.14
0326


 


Los idólatras son condenados por la Palabra de Dios. Su necedad consiste en confiar en sí mismos para obtener salvación, en prosternarse ante las obras de sus propias manos. Dios clasifica como idólatras a los que confían en su propia sabiduría, sus propias maquinaciones, que dependen para el éxito de sus riquezas y poder, que se esfuerzan por fortalecerse mediante alianzas con hombres a quienes el mundo llama grandes, pero que no logran discernir las exigencias ineludibles de la ley divina
IRH 15-3-1906


V14

"No te inclinarás a ningún otro dios; porque el Eterno, cuyo nombre es Celoso, es un Dios celoso.

V15

"Por eso no hagas alianza con los habitantes de esa tierra, porque fornicarán en pos de sus dioses, ofrecerán sacrificios a sus dioses, y te invitarán y comerás de sus sacrificios.

V16

"Y si tomas de sus hijas para tus hijos, ellas fornicarán en pos de sus dioses, y harán fornicar también a tus hijos en pos de los dioses de ellas.

V17

"No te harás dioses de fundación".


Las fiestas anuales

V18

"Según te mandé, guardarás la fiesta del Pan sin Levadura. Siete días comerás pan sin leudar en el mes de abib (abril), porque en el mes de abib saliste de Egipto.

V19

"Todo primogénito es mío. Y todo primerizo macho de tus vacas y ovejas es mío.

V20

"Pero redimirás con un cordero el primerizo del asno, y si no lo redimes quebrarás su cerviz. Redimirás todo primogénito de tus hijos. Y ninguno se presentará ante mí con las manos vacías.


elena
V.21
0327


 


El sábado del cuarto mandamiento fue instituido en el Edén. Después de que Dios había hecho el mundo y creado al hombre sobre la tierra, hizo el sábado para el hombre. Después del pecado y de la caída de Adán, nada fue quitado de la ley de Dios. Los principios de los Diez Mandamientos existieron antes de la caída y eran de un carácter adecuado para la condición de una categoría santa de seres. Después de la caída, los principios de esos preceptos no fueron cambiados sino se dieron preceptos adicionales adecuados para el hombre en su estado caído
3SG 295


V21

"Seis días trabajarás, pero en el séptimo día descansarás.  Descansarás aun en la arada y en la siega.

V22

"También celebrarás la fiesta de las semanas, la de las primicias de la siega del trigo, y la fiesta de la cosecha al fin del año.

V23

"Tres veces al año se presentará todo hombre tuyo ante el Señor, el Eterno. Dios de Israel.

V24

"Porque yo arrojaré a las naciones delante de ti y ensancharé tu territorio. Y ninguno codiciará tu tierra, cuando subas a presentarte ante el Eterno tu Dios, tres veces al año.

V25

"No ofrecerás nada leudado con la sangre de mi sacrificio, ni se dejará de la noche para la mañana del sacrificio de la fiesta de la Pascua.

V26

"La primicia de los primeros frutos de tu tierra llevarás a la casa del Señor tu Dios. No cocerás el cabrito en la leche de su madre".


Nuevas tablas de la Ley


V27

El Señor dijo a Moisés: "Escribe estas palabras, porque conforme a estas palabras hice el pacto contigo y con lsrael".


elena
V.28
0321


 


En ocasiones especiales, Moisés había estado todo ese tiempo [cuarenta días] sin alimento. Pero no sintió la angustia del hambre. No fue acosado ni atormentado por un vil y, sin embargo, poderoso enemigo. Moisés fue elevado por encima de lo humano, fue envuelto en la gloria de Dios y fue especialmente sostenido por Dios. Esta excelente gloria lo rodeó a él
Redención: o el primer advenimiento de Cristo], págs. 47, 48).

elena
V.28
0346


 


Se escuchará por todas partes la voz del tentador diciendo que ya no se requiere de vosotros que guardéis la ley de Dios. Esta es una trampa de Satanás. Dios tiene una ley, y los hombres deben guardarla. Si descuidan estas reglas no tendrán esa percepción de carácter . . .requerida para llegar a ser miembros de la familia real, hijos del Rey celestial; porque Dios escribió estos diez preceptos sagrados en tablas de piedra, y los conservó en el arca hecha para ellos, llamada arca del testimonio de Dios. La cubierta de esta arca, de oro puro, se llamaba propiciatorio [trono de la misericordia, de la gracia] para significar que aunque la muerte era el castigo por la transgresión de la ley, la misericordia vino por medio de Jesucristo para perdón del pecador arrepentido y creyente. La única esperanza del hombre yace en Jesucristo, quien trajo el manto de su justicia para ponerlo sobre el pecador que quiera dejar de lado sus sucios andrajos . . . No se han preparado los mantos puros y santos para que alguien se los ponga después de haber entrado por los portales de la ciudad. Todos los que entren tendrán la túnica de la justicia de Jesucristo . . . No habrá cobertor de pecados y faltas, que oculte la deformidad del carácter; no habrá ropa medio lavada; por el contrario, todos serán puros y sin mácul.
YI 18-8-1886


V28

Y Moisés estuvo con el Eterno 40 días y sus noches, sin comer ni beber. Y el Señor escribió en tablas las palabras del pacto, los Diez Mandamientos.


elena
V.29
0318


 


Moisés tenía mucho que comunicarles; y compadecido del temor del pueblo, se puso un velo sobre el rostro, y desde entonces continuó haciéndolo cada vez que volvía al campamento después de estar en comunión con Dios. Mediante este resplandor, Dios trató de hacer comprender a Israel el carácter santo y exaltado de su ley, y la gloria del Evangelio revelado mediante Cristo. Mientras Moisés estaba en el monte, Dios le dio no sólo las tablas de la ley, sino también el plan de la salvación. Vio que todos los símbolos y tipos de la época judaica prefiguraban el sacrificio de Cristo; y era tanto la luz celestial que brota del Calvario como la gloria de la ley de Dios, lo que hacía fulgurar el rostro de Moisés. Aquella divina iluminación era un símbolo de la gloria del pacto del cual Moisés era el mediador visible, el representante del único Intercesor verdadero
Patriarcas y Profetas Pag 341

elena
V.29
0322


 


La gloria que brilló en el rostro de Moisés era un reflejo de la justicia de Cristo revelada en la ley. La ley misma no tenía gloria, sólo que en ella estaba personificado Cristo. La ley carece de poder para salvar. Sólo tiene esplendor porque en ella Cristo está representado con plenitud de justicia y verdad
RH 22-4-1902


V29

Cuando Moisés descendió del monte Sinaí con las dos tablas del Testimonio en su mano, no sabía que su rostro resplandecía, por haber estado hablando con Dios.

elena
V.30
0319


 


En el monte, cuando se dio la ley a Moisés, también le fue mostrado Aquel que había de venir. Vio la obra de Cristo y su misión en la tierra cuando el Hijo de Dios 1124 tomaría sobre sí mismo la humanidad y llegaría a ser un maestro y guía para el mundo, y al fin se daría a sí mismo en rescate por nuestros pecados. Cuando se ofreciera la perfecta Ofrenda por los pecados de los hombres, habían de cesar las ofrendas de sacrificios que simbolizaban la obra del Mesías. Con el advenimiento de Cristo, había de levantarse el velo de incertidumbre y un torrente de luz brillaría sobre el oscurecido entendimiento de su pueblo. Cuando Moisés vio el día de Cristo, y el nuevo y viviente camino de salvación que había de ser abierto mediante su sangre, quedó cautivado y extasiado. Tenía en su corazón alabanza a Dios, y su rostro reflejaba de tal manera la gloria divina que había acompañado la promulgación de la ley, que cuando descendió del monte para reunirse con Israel, ese esplendor fue insoportable para el pueblo. Debido a sus transgresiones, el pueblo no podía contemplar su rostro, de modo que él se lo cubrió con un velo para no infundirles espanto
Patriarcas ST 25-8-1887


V30

Aarón y todos los israelitas, al mirar a Moisés, vieron que su rostro resplandecía, y tuvieron miedo de llegarse a él.

V31

Entonces Moisés los llamó. Y Aarón y los príncipes de la congregación volvieron a él, y Moisés les habló.

V32

Después se acercaron los israelitas, y les mandó todo lo que el Eterno le había dicho en el monte Sinaí.



 guestbook1.gif BIBLIA MINIATURA image by bibliadeestudioadventista33


V33

Cuando Moisés acabó de hablar con ellos, puso un velo sobre su rostro.*

elena
V.34
0320


 


Si los israelitas hubieran discernido la luz del Evangelio que fue manifestada a Moisés, si por fe hubieran podido mirar resueltamente el fin de lo que fue abolido, habrían podido soportar la luz que refulgía del rostro de Moisés, "Pero el entendimiento de ellos se embotó; porque hasta el día de hoy, cuando leen el antiguo pacto, les queda el mismo velo no descubierto, el cual por Cristo es quitado". Los judíos, como pueblo, no discernieron que el Mesías a quien ellos rechazaron era el Ángel que guió a sus padres en sus andanzas por el desierto. Hasta el día de hoy, el velo está sobre sus corazones, y su oscuridad les oculta las buenas nuevas de la salvación mediante los méritos de un Redentor crucificado
ST 25-8-1887


V34

Y cuando Moisés iba ante el Eterno para hablar con él, se quitaba el velo hasta que salía. Y al salir comunicaba a los israelitas lo que le había sido mandado.

elena
V.35
0328


 


Durante el largo tiempo que Moisés pasó en comunión con Dios, su rostro había reflejado la gloria de la presencia divina. Sin que él lo supiera, cuando descendió del monte, su rostro resplandecía con una luz deslumbrante. Ese mismo fulgor iluminó el rostro de Esteban cuando fue llevado ante sus jueces; "entonces todos los que estaban sentados en el concilio, puestos los ojos en él, vieron su rostro como el rostro de un ángel." (Hech. 6: 15.) Tanto Aarón como el pueblo se apartaron de Moisés, "y tuvieron miedo de llegarse a él." Viendo su terror y confusión, pero ignorando la causa, los instó a que se acercaran. Les traía la promesa de la reconciliación con Dios, y la seguridad de haber sido restituidos a su favor. En su voz no percibieron otra cosa que amor y súplica, y por fin uno de ellos se aventuró a acercarse a él. Demasiado temeroso para hablar, señaló en silencio el semblante de Moisés y luego hacia el cielo. El gran jefe comprendió. Conscientes de su culpa, sintiéndose todavía objeto del desagrado divino, no podían soportar la luz celestial, que, si hubieran obedecido a Dios, los habría llenado de gozo. En la culpabilidad hay temor. En cambio, el alma libre de pecado no quiere apartarse de la luz del cielo.
Patriarcas y Profetas Pag 340-341


V35

Cuando los israelitas miraban el rostro de Moisés, lo veían resplandeciente. Y Moisés volvía a ponerse el velo hasta que entraba a hablar con Dios.


 




IR AL COMIENZO DE LA PAGINA

 

 

 

 

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=