.....
   
  .
  GN:27
 

 BB
Escrito por Moisés, por el año 1500 AC
genesis.gif genesis picture by bibliadeestudioadventista27

Ejemplo :V00



El engaño de Jacob

V1
Cuando Isaac envejeció, y sus ojos se ofuscaron y quedó sin vista, llamó a Esaú su hijo mayor, y le dijo: "Mi hijo". Y él respondió: "Aquí estoy".

V2

Y él le dijo: "Ves que ya soy anciano, y no sé el día de mi muerte.

V3

"Toma tus armas, tu aljaba y tu arco, y sal al campo y trae caza.

 

elena
V.4
0126


 


Las promesas hechas a Abrahán y confirmadas a su hijo eran miradas por Isaac y Rebeca como la meta suprema de sus deseos y esperanzas. Esaú y Jacob conocían estas promesas, Se les había enseñado a considerar la primogenitura como asunto de gran importancia, porque no sólo abarcaba 176 la herencia de las riquezas terrenales, sino también la preeminencia espiritual. El que la recibía debía ser el sacerdote de la familia; y de su linaje descendería el Redentor del mundo. En cambio, también pesaban responsabilidades sobre el poseedor de la primogenitura. El que heredaba sus bendiciones debía dedicar su vida al servicio de Dios. Como Abrahán, debía obedecer los requerimientos divinos. En el casamiento, en las relaciones de familia y en la vida pública, debía consultar la voluntad de Dios. Isaac presentó a sus hijos estos privilegios y condiciones, y les indicó claramente que Esaú, por ser el mayor, tenía derecho a la primogenitura. Pero Esaú no amaba la devoción, ni tenía inclinación hacia la vida religiosa. Las exigencias que acompañaban a la primogenitura espiritual eran para él una restricción desagradable y hasta odiosa. La ley de Dios, condición del pacto divino con Abrahán, era considerada por Esaú como un yugo servil. Inclinado a la complacencia propia, nada deseaba tanto como la libertad para hacer su gusto. Para él, el poder y la riqueza, los festines y el alboroto, constituían la felicidad. Se jactaba de la libertad ilimitada de su vida indómita y errante
La Historia de los Patriarcas y Profetas Pag 176


V3
"Y haz un guiso como a mí me gusta, y tráemelo. Y comeré, para que te bendiga antes de morir".

V5

Y Rebeca estaba oyendo cuando Isaac habló con Esaú. Y Esaú fue al campo en busca de caza para su padre.

V6

Entonces Rebeca dijo a Jacob: "Oí que tu padre decía a Esaú tu hermano:

V7

" 'Tráeme caza y hazme un guiso, para que coma, y te bendiga ante el Eterno antes que me muera'.

V8

"Ahora, pues, hijo mío, obedece mi voz en lo que voy a decirte.

V9

"Ve al ganado y tráeme dos buenos cabritos, para que yo los guise como le gusta a tu padre.

V10

"Y tú se los llevarás a tu padre, y comerá para que te bendiga antes de su muerte".

V11

Y Jacob dijo a Rebeca su madre: "Mi hermano es velloso y yo lampiño.

V12

"Si mi padre me palpa, me tendrá por burlador, y traeré sobre mí, maldición en vez de bendición".

V13

Su madre respondió: "Hijo mío, sea sobre mí tu maldición. Sólo obedece mi voz, y ve y tráemelos".

V14

Entonces él buscó los cabritos y los trajo a su madre. Y ella los guisó al gusto de su padre.

V15

Entonces Rebeca tomó los vestidos de Esaú su hijo mayor, los preciosos, que ella guardaba en casa, y vistió a Jacob su hijo menor.

V16

Y con la piel de los cabritos cubrió sus manos y su cuello.

V17

Entregó a Jacob su hijo el guisado y el pan,

V18

y él fue a su padre, y le dijo: "Padre mío". Y el padre respondió: "Aquí estoy, ¿quien eres, hijo mío?"

elena
V.19
0127


 


Con secreto anhelo escuchaba todo lo que su padre decía acerca de la primogenitura espiritual; retenía cuidadosamente lo que oía de su madre. Día y noche este asunto ocupaba sus pensamientos, hasta que se convirtió en el interés absorbente de su vida. Pero aunque daba más valor a las bendiciones eternas que a las temporales, Jacob no tenía todavía un conocimiento experimental del Dios a quien adoraba. Su corazón no había sido renovado por la gracia divina. Creía que la promesa respecto a él mismo no se podría cumplir mientras Esaú poseyera la primogenitura; y constantemente estudiaba los medios de obtener la bendición que su hermano consideraba de poca importancia y que para él era tan preciosa.
La Historia de los Patriarcas y Profetas Pag 177


V19
Jacob respondió: "Soy Esaú tu primogénito. Hice como me pediste. Levántate, y come de mi caza, para que me bendigas".

V20

Entonces dijo Isaac a su hijo: "¿Cómo la hallaste tan pronto, hijo mío?" El respondió: "Porque el Eterno tu Dios la puso ante mí".

V21

E Isaac dijo a Jacob: "Acércate y te palparé, hijo mío, para saber si eres mi hijo Esaú o no".

V22

Jacob se acercó a su padre, y él lo palpó y dijo: "La voz es de Jacob, pero las manos son de Esaú".

V23

Y no lo conoció, porque sus manos eran vellosas como las de Esaú. Y lo bendijo.

V24

Isaac preguntó: "¿Eres tú mi hijo Esaú?" Y él respondió: "Yo soy".

V25

Y agregó: "Acércamela, y comeré de la caza de mi hijo, para que te bendiga". El se la acercó, e Isaac comió. Le trajo también vino y bebió.


Isaac bendice a Jacob


V26

Isaac su padre le dijo: "Acércate y bésame, hijo mío".

V27

Jacob se acercó y lo besó. Y olió sus vestidos, y lo bendijo diciendo: "El aroma de mi hijo es como el olor del campo que el Eterno ha bendecido.

V28

"Dios te dé del rocío del cielo, y de las grosuras de la tierra, abundancia de trigo y mosto.

V29

"Sírvante pueblos, y naciones se inclinen a ti. Sé señor de tus hermanos, e inclínense a ti los hijos de tu madre.  Malditos los que te maldigan, y benditos los que te bendigan".

elena
V.30
0128


 


Jacob y Rebeca triunfaron en su propósito, pero por su engaño no se granjearon más que tristeza y aflicción.Dios había declarado que Jacob debía recibir la primogenitura y si hubiesen esperado con confianza hasta que Dios obrara en su favor, la promesa se habría cumplido a su debido tiempo.Pero,como muchos que hoy profesan ser hijos de Dios, no quisieron dejar el asunto en las manos del Señor.Rebeca se arrepintió amargamente del mal consejo que había dado a su hijo; pues fue la causa de que quedara separada de él y nunca más volviera a ver su rostro.Desde la hora en que recibió la primogenitura, Jacob se sintió agobiado por la condenación propia. Había pecado contra su padre, contra su hermano, contra su propia alma, y contra Dios.En sólo una hora se había acarreado una larga vida de arrepentimiento. Esta escena estuvo siempre presente ante él en sus altos postrimeros, cuando la mala conducta de sus propios hijos oprimía su alma..
La Historia de los Patriarcas y Profetas Pag 179


V30
Tan pronto como Isaac acabó de bendecir a Jacob, y apenas había salido Jacob de la presencia de Isaac su padre, llegó Esaú su hermano de su caza.

V31

El también preparó un guisado, lo trajo a su padre, y le dijo: "Levántese mi padre, y coma de la caza de su hijo, para que me bendigas".

V32

Entonces Isaac su padre le preguntó: "¿Quién eres tú?" Y él respondió: "Soy tu hijo, tu primogénito Esaú".

V33

Entonces Isaac se estremeció violentamente, y dijo: "¿Quién fue el que vino aquí, que trajo caza, y me dio? ¿Y yo comí de todo antes que vinieses? Ya lo bendije, y será bendito".

elena
V.34
0129


 


Esaú había menospreciado la bendición mientras parecía estar a su alcance, pero ahora que se le había escapado para siempre, deseó poseerla. Se despertó toda la fuerza de su naturaleza impetuosa y apasionada, y su dolor e ira fueron terribles. Gritó con intensa amargura "Bendíceme también a mí, padre mío." "¿No has guardado bendición para mi?" Pero la promesa dada no se había de revocar. No podía recobrar la primogenitura que había trocado tan descuidadamente. "Por una vianda," con que satisfizo momentáneamente el apetito que nunca había reprimido, vendió Esaú su herencia; y cuando comprendió su locura, ya era tarde para recobrar la bendición "No halló lugar de arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas." (Heb. 12: 16, 17) Esaú no quedaba privado del derecho de buscar la gracia de Dios mediante el arrepentimiento; pero no podía encontrar medios para recobrar la primogenitura. Su dolor no provenía de que estuviese convencido de haber pecado; no deseaba reconciliarse con Dios. Se entristecía por los resultados de su pecado, no por el pecado mismo
La Historia de los Patriarcas y Profetas Pag 180


V34
Cuando Esaú oyó las palabras de su padre, clamó con muy grande y amarga exclamación: "Bendíceme también a mí, padre mío".

V35

El dijo: "Vino tu hermano con engaño, y tomó tu bendición".

V36

Y él respondió: "Bien lo llamaron Jacob, que ya me engañó dos veces. Me quitó mi primogenitura, y ahora ha tomado mi bendición". Y agregó: "¿No has guardado alguna bendición para mí?"

V37

Isaac respondió: "Lo he puesto por señor tuyo, y le di por siervos a todos sus hermanos. De trigo y de vino lo he provisto. ¿Qué te haré a ti ahora, hijo mío?"

 guestbook1.gif BIBLIA MINIATURA image by bibliadeestudioadventista38


elena
V.38
0130


 


A causa de su indiferencia hacia las bendiciones y requerimientos divinos, la Escritura llama a Esaú "profano." Representa a aquellos que menosprecian la redención comprada 181 para ellos por Cristo, y que están dispuestos a sacrificar su herencia celestial a cambio de las cosas perecederas de la tierra. Multitudes viven para el momento presente, sin preocuparse del futuro. Como Esaú exclaman: "Comamos y bebamos, que mañana moriremos." (1 Cor. 15: 32) Son dominados por sus inclinaciones; y en vez de practicar la abnegación, pasan por alto las consideraciones de más valor. Si se trata de renunciar a una de las dos cosas, la satisfacción de un apetito depravado o las bendiciones celestiales prometidas solamente a los que practican la abnegación de sí mismos y temen a Dios, prevalecen las exigencias del apetito, y Dios y el cielo son tenidos en poco.
La Historia de los Patriarcas y Profetas Pag 180-181


V38
Y Esaú respondió: "¿No tienes más que una sola bendición, padre mío? Bendíceme también a mí, padre mío". Y Esaú alzó la voz, y lloró.

V39

Entonces Isaac su padre le dijo: "Tu habitación será lejos de la tierra fértil y del rocío del cielo.


 guestbook1.gif BIBLIA MINIATURA image by bibliadeestudioadventista40


V40
"Por tu espada vivirás, y a tu hermano servirás. Y cuando te fortalezcas, descargarás su yugo de tu cerviz".

Jacob huye de su hogar

V41

Y Esaú aborreció a Jacob por la bendición con que su padre lo había bendecido. Y dijo en su corazón: "Llegarán los días del luto de mi padre, y mataré a mi hermano Jacob".

V42

Esas palabras de Esaú el hijo mayor, fueron dichas a Rebeca. Y ella llamó a Jacob y le dijo: "Tu hermano Esaú se consuela con la idea de matarte.

V43

"Ahora, hijo mío, obedece mi voz. Levántate y huye a Labán mi hermano en Harán.

V44

"Quédate algún tiempo con él, hasta que se calme el enojo de tu hermano,

V45

"hasta que se aplaque la ira de tu hermano contra ti, y olvide lo que le has hecho. Entonces enviaré a traerte de allá. ¿Por qué seré privada de vosotros dos en un día?"

V46

Y dijo Rebeca a Isaac: "Tengo fastidio de mi vida, a causa de las hijas de Het. Si Jacob toma esposa de las hijas de Het como éstas, de las hijas de esta tierra, ¿para qué quiero la vida?" 

 

 

IR AL COMIENZO DE LA PAGINA

 

  

 
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=