.....
   
  .
  GN:39
 

 BB
Escrito por Moisés, por el año 1500 AC
genesis.gif genesis picture by bibliadeestudioadventista39

Ejemplo :V00



Dios prospera a José

elena
V.1
0158


 


José consideró que el haber sido vendido y llevado a Egipto era la mayor calamidad que podría haberle sobrevenido; pero vio la necesidad de confiar en Dios como nunca lo había hecho cuando estuvo protegido por el amor de su padre. José llevó a Dios consigo a Egipto, y gracias a ello pudo vivir con alegría aun en medio de su aflicción. Así como el arca de Dios trajo descanso y prosperidad a Israel, así también este joven que amaba y temía a Dios llevó una bendición a Egipto. Esto se manifestó tan claramente, que Potifar, en cuya casa servía, atribuyó todas sus bendiciones a este esclavo comprado, y lo convirtió en un hijo más bien que en un siervo. El propósito de Dios es que los que aman y honran su nombre sean también honrados, y que la gloria dada a Dios mediante ellos se refleje sobre ellos
YI 11-3-1897

elena
V.1
0159


 


Entonces sus pensamientos se dirigieron al Dios de su padre. En su niñez se le había enseñado a amarle y temerle. A menudo, en la tienda de su padre, había escuchado la historia de la visión que Jacob había presenciado cuando huyó de su casa desterrado y fugitivo. Se le había hablado de las promesas que el Señor le hizo a Jacob, y de cómo se habían cumplido; cómo en la hora de necesidad, los ángeles habían venido a instruirle, confortarle y protegerle. Y había comprendido el amor manifestado por Dios al proveer un Redentor para los hombres. Ahora, todas estas lecciones preciosas se presentaron vivamente ante él. José creyó que el Dios de sus padres sería su Dios. Entonces, allí mismo, se entregó por completo al Señor, y oró para pedir que el Guardián de Israel estuviese con él en el país adonde iba desterrado. Su alma se conmovió y tomó la alta resolución de mostrarse fiel a Dios y de obrar en cualquier circunstancia cómo convenía a un súbdito del Rey de los cielos. Serviría al Señor con corazón íntegro; afrontaría con toda fortaleza las pruebas que le deparara su suerte, y cumpliría todo deber con fidelidad. La experiencia de ese día fue el punto decisivo en la vida de José. Su terrible calamidad le transformó de un niño mimado que era en un hombre reflexivo, valiente, y sereno
La Historia de los Patriarcas y Profetas Pag 215


V1
José fue llevado a Egipto, y lo compró Potifar, egipcio, oficial de Faraón, capitán de la guardia, de mano de los ismaelitas que lo había traído.

V2

Y el Eterno estuvo con José y fue prosperado en todo lo que hacia. Y José vivió en casa de su Señor el egipcio.

 

elena
V.3
0157


 


Pero, en la providencia de Dios, aun esto había de ser una bendición para él. Aprendió en pocas horas, lo que de otra manera le hubiera requerido muchos años. Por fuerte y tierno que hubiera sido el cariño de su padre, le había hecho daño por su parcialidad y complacencia. Aquella preferencia poco juiciosa había enfurecido a sus hermanos, y los había inducido a llevar a cabo el cruel acto que lo alejaba ahora de su hogar. Sus efectos se manifestaban también en su propio carácter. En él se habían fomentado defectos que ahora debía corregir. Estaba comenzando a confiar en sí mismo y a ser exigente. Acostumbrado al tierno cuidado de su padre, no se sintió preparado para afrontar las dificultades que surgían ante él en la amarga y desamparada vida de extranjero y esclavo
La Historia de los Patriarcas y Profetas Pag 214


V3
Y su amo vio que el Eterno estaba con él, y que todo lo que él hacia, el Señor lo prosperaba.

V4

Así, José halló gracia en sus ojos, y le servía. Y Potifar lo nombró mayordomo de su casa, y entregó en su poder todo lo que tenía.


elena
V.5
0162


 


La notable prosperidad que acompañaba a todo lo que se encargara a José no era resultado de un milagro directo, sino que su industria, su interés y su energía fueron coronados con la bendición divina. José atribuyó su éxito al favor de Dios, y hasta su amo idólatra aceptó eso como el secreto de su sin igual prosperidad. Sin embargo, sin sus esfuerzo constantes y bien dirigidos, nunca habría podido alcanzar tal éxito. Dios fue glorificado por la fidelidad de su siervo. Era el propósito divino que por la pureza y la rectitud, el creyente en Dios apareciera en marcado contraste con los idólatras, para que así la luz de la gracia celestial brillase en medio de las tinieblas del paganismo. La dulzura y la fidelidad de José cautivaron el corazón del jefe de la guardia real, que llegó a considerarlo más como un hijo que como un esclavo. El joven entró en contacto con hombres de alta posición y de sabiduría, y adquirió conocimientos de las ciencias, los idiomas y los negocios; educación necesaria para quien sería más tarde primer ministro de Egipto.
La Historia de los Patriarcas y Profetas Pag 216


V5
Y desde que le encargó su casa y todo lo que tenía, el Eterno bendijo la casa del egipcio a causa de José. La bendición del Señor estuvo sobre todo lo que tenía, así en la casa como en el campo.

V6

Y Potifar dejó todo lo que tenía en mano de José, y no se ocupaba de nada más que del pan que comía. Y José era de hermoso semblante y bella presencia.

Noble integridad de José

V7

Después de esto, la esposa de su amo puso sus ojos en José, y le dijo: "Duerme conmigo".

V8

Pero él no quiso, y dijo a la esposa de su amo: "Mi señor no me pide cuenta de nada de lo que hay en la casa. Me ha confiado todo lo que tiene.


elena
V.9
0160


 


Si abrigáramos habitualmente la idea de que Dios ve y oye todo lo que hacemos y decimos, y que conserva un fiel registro de nuestras palabras y acciones, a las que deberemos hacer frente en el día final, temeríamos pecar. Recuerden siempre los jóvenes que dondequiera que estén, y no importa lo que hagan, están en la presencia de Dios. Ninguna parte de nuestra conducta escapa a su observación. No podemos esconder nuestros caminos al Altísimo. Las leyes humanas, aunque algunas veces son severas, a menudo se violan sin que tal cosa se descubra; y por lo tanto, las transgresiones quedan sin castigo. Pero no sucede así con la ley de Dios. La más profunda medianoche no es cortina para el culpable. Puede creer que está solo; pero para cada acto hay un testigo invisible. Los motivos mismos del corazón están abiertos a la divina inspección. Todo acto, toda palabra, todo pensamiento están tan exactamente anotados como si hubiera una sola persona en todo el mundo, y como si la atención del Cielo estuviera concentrada sobre ella.
La Historia de los Patriarcas y Profetas Pag 217

elena
V.9
0173


 


Las impresiones precoces hechas sobre su mente [la de José] fortalecieron su corazón en la hora de la terrible tentación y lo hicieron exclamar: "¿Cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?" La niñez es la época cuando pueden hacerse las impresiones más duraderas...Las semillas sembradas en la infancia por una madre cuidadosa y temerosa de Dios, se convertirán en árboles de justicia que florecerán y darán fruto; y las lecciones dadas, por precepto y ejemplo, por un padre temeroso de Dios, como en el caso de José, producirán luego una abundante cosecha
GH Ene. 1880


V9
"No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su esposa. ¿Cómo, pues, haría yo este gran mal, y pecaría contra Dios?".


elena
V.10
0161


 


Pero la fe e integridad de José habían de acrisolarse mediante pruebas de fuego. La esposa de su amo trató de seducir al joven a que violara la ley de Dios. Hasta entonces había permanecido sin mancharse con la maldad que abundaba en aquella tierra pagana; pero ¿cómo enfrentaría esta tentación, 217 tan repentina, tan fuerte, tan seductora? José sabía muy bien cuál sería el resultado de su resistencia. Por un lado había encubrimiento, favor y premios; por el otro, desgracia, prisión, y posiblemente la muerte. Toda su vida futura dependía de la decisión de ese momento. ¿Triunfarían los buenos principios? ¿Se mantendría fiel a Dios? Los ángeles presenciaban la escena con indecible ansiedad. La contestación de José revela el poder de los principios religiosos. No quiso traicionar la confianza de su amo terrenal, y cualesquiera que fueran las consecuencias, sería fiel a su Amo celestial. Bajo el ojo escudriñador de Dios y de los santos ángeles, muchos se toman libertades de las que no se harían culpables en presencia de sus semejantes. Pero José pensó primeramente en Dios. "¿Cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?" dijo él..
La Historia de los Patriarcas y Profetas Pag 217

elena
V.10-19
0175


 


En medio de las trampas a las que todos están expuestos, se necesitan defensas fuertes y dignas de confianza de las que se pueda depender. En este siglo corrupto, muchos tienen una provisión tan pequeña de la gracia de Dios, que con frecuencia su defensa es derribada en el primer asalto y los cautivan las tremendas tentaciones. El escudo de la gracia puede preservar a todos sin que sean vencidos por las tentaciones del enemigo, aunque estén rodeados por las influencias más corruptoras. Mediante firmes principios y una confianza inmutable en Dios, pueden brillar su virtud y nobleza de carácter y, aunque estén rodeados por el mal, ninguna mancha debe quedar necesariamente sobre su virtud e integridad. Y si, como en el caso de José, sufren calumnia y falsas acusaciones, la Providencia encauzará para el bien todos los artificios del enemigo, y a su debido tiempo Dios los exaltará tanto más cuanto que por un tiempo estuvieron rebajados por una impía venganza
3SG 145, 146


V10
Pero ella hablaba a José cada día, y él no consintió en acostarse con ella, ni aun en estar con ella.

V11

Un día José entró en la casa a cumplir su oficio, y no había nadie de la casa allí.


elena
V.12
0174


 


Pocas tentaciones son más peligrosas o más fatales para los jóvenes que la tentación de la sensualidad, y si se cede ante ella, ninguna resultará tan decididamente ruinosa para el alma y el cuerpo por el tiempo y la eternidad. El bienestar de todo su futuro está en la balanza dependiendo de la decisión de un momento. José tranquilamente eleva los ojos al cielo en procura de ayuda, se quita su vestimenta exterior dejándola en manos de su tentadora y, mientras su vista brilla con firme resolución, en lugar de la pasión impía, exclama: "¿Cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?" La victoria está ganada; huye de la seductora; está salvado
Carta 3, 1879


V12
Y ella lo asió por su ropa, y le dijo: "Ven, acuéstate conmigo". Entonces él dejó la ropa en las manos de ella y huyó fuera.

V13

Cuando ella vio que había dejado su ropa en sus manos, y había salido,

V14

llamó a los de la casa, y les dijo: "Mirad, nos ha traído un hebreo para que se burle de nosotros. Vino a mí para dormir conmigo, y yo di grandes voces.

V15

"Y al ver que yo gritaba, dejó su ropa junto a mí, y huyó".

V16

Y ella dejó la ropa de José hasta que vino su señor a su casa.

V17

Entonces ella le habló lo mismo: "El siervo hebreo que nos trajiste, vino a mí para deshonrarme.

V18

"Y como yo alcé mi voz y grité, dejó su ropa junto a mí y huyó".

V19

Cuando Potifar oyó las palabras de su esposa: "Así me ha tratado tu siervo", se encendió su furor.

José encarcelado injustamente

elena
V.20
0176


 


La fiel integridad de José lo llevó a la pérdida de su reputación y libertad. Esta es la prueba más severa a la que están sometidos los virtuosos y temerosos de Dios: que el vicio parece prosperar mientras la virtud es hollada en el polvo. La seductora estaba viviendo en la prosperidad como un modelo de virtuosa corrección, mientras que José, fiel a los principios, estaba bajo la envilecedora acusación del más repulsivo crimen. La religión de José mantuvo la dulzura de su carácter y su simpatía con la humanidad firme y cálida, a pesar de todas sus pruebas. Si sienten que no se los trata debidamente, hay quienes se vuelven agrios, poco generosos, ásperos y descorteses en sus palabras y comportamiento. Se hunden desanimados, llenos de odio y odiando a otros. Pero José era cristiano. Apenas entró en la vida de la prisión, puso en acción todo el brillo de la práctica de sus principios cristianos; comenzó a hacerse útil para otros. Se ocupó de las dificultades de sus compañeros de prisión. Fue alegre porque era un caballero cristiano. Dios lo estaba preparando mediante esta disciplina para una posición de gran responsabilidad, honor y utilidad, y estuvo dispuesto a aprender; aceptó de buen grado las lecciones que el Señor quería enseñarle. Aprendió a llevar el yugo en su juventud. Aprendió a gobernar aprendiendo la obediencia primero él mismo. Se humilló, y el Señor lo exaltó a un honor especial
Carta 3, 1879


V20
El amo tomó a José, y lo encarceló con los presos del rey. Y José quedó en la cárcel.


elena
V.21
0163


 


Poco a poco José ganó la confianza del carcelero, y se le confió por fin el cuidado de todos los presos. Fue la obra que ejecutó en la prisión, la integridad de su vida diaria, y su simpatía hacia los que estaban en dificultad y congoja, lo que le abrió paso hacia la prosperidad y los honores futuros. Cada rayo de luz que derramamos sobre los demás se refleja sobre nosotros mismos. Toda palabra bondadosa y compasiva que se diga a los angustiados, todo acto que tienda a aliviar a los oprimidos, y toda dádiva que se otorgue a los necesitados, si son impulsados por motivos sanos, resultarán en bendiciones para el dador
La Historia de los Patriarcas y Profetas Pag 218


V21
Pero el Señor estuvo con José, le extendió su bondad y le dio gracia en ojos del jefe de la cárcel.

V22

Y el jefe de la cárcel entregó en manos de José todos los presos que había en esa prisión, Todo lo que se hacía allí, lo hacía José.

V23

El jefe de la cárcel no necesitaba atender cosa alguna que estaba a cargo de José, porque el Eterno estaba con José, y lo que él hacía, el Señor lo prosperaba.



 
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=